UA-163518041-1 El Centro Cultural Recoleta por dentro
  • lacaravanablog

El Centro Cultural Recoleta por dentro

Actualizado: may 10


Desde hace ya unas temporadas, el Centro Cultural Recoleta (CCR)  dejó de ser el sitio frente la plaza Torcuato de Alvear que pasaba inadvertido. Hoy día, es un importante punto de convergencia para las mentes curiosas e inquietas, con una innovadora propuesta para que quienes crucen su puerta no se cansen de explorar.  ¿Qué tiene este fascinante espacio del corazón de Recoleta que cautiva y cosecha pasiones?



Uno de los lugares más #Instagrameables  de Buenos Aires


El  CCR, con los colores de su fachada, sus eventos y sus exposiciones, rompe en su totalidad con la típica y lamentablemente usual imagen de “espacio cultural = aburrimiento”. Todo lo contrario: es “100% apropiable” por su visitante. Todo en él está preparado para las cámaras de celular. Ya sea en sus terrazas o en sus salas interiores, prevalecen exposiciones con temáticas sociales montadas de un modo muy pintoresco .



Lo mejor, es que el concepto que marca cada temporada difiere ampliamente de lo que la antecede y precede. Por eso, siempre hay un motivo (y uno muy llamativo) para volver, seguir sacando fotos y enamorarse nuevamente del lugar. 


¿Qué tiene para ofrecer?


✺Entrada gratuita: razón de más para ingresar y ver Recoleta desde las terrazas del ex-Buenos Aires Design. Este último spot de la ciudad es, además, de los favoritos para disfrutar de los after-office porteños y demás noches de verano.


✺Sitios para sentarse a descansar: es sabido que los fines de semana soleados, el espacio verde frente al cementerio estalla de gente. Gracias al CCR, esto no es problema: El Recoleta tiene rincones ( Por ejemplo, el  “Patio del aljibe” y el “Patio de los naranjos”) y sectores de sobra - en el exterior y en el interior del edificio principal - para relajarse. En estas áreas hay, además de sillas, almohadones, una cafetería e incluso fuentes que convocan a la tranquilidad.



✺Ferias: las hay de editoriales independientes, que se instalan en el “Corredor de los tilos” (el patio ubicado inmediatamente al lado de la entrada principal al CCR). También hay convocatorias para ferias de cómics y fanzines. Otros de los productos estrella que se pueden hallar aquí, son discos de vinilo.


✺Sala de Dibujo: una importante empresa argentina de útiles escolares ofrece a los más chicos la posibilidad de sentarse a crear y pintar.


✺Espacios de co-working: hay áreas para trabajar con o sin compañía al aire libre y en el interior del edificio principal.



✺Muestras de arte, diseño y fotografía: van variando cada temporada según la temática que reine pero siempre están presentes. Para conocer algunas en detalle, pueden también ver los posteos en el Instagram de LA CARAVANA BLOG.



✺Propuestas permanentes para ver y participar: son el corazón del programa del CCR y tienen dos focos principales.


Uno de ellos, está orientado a adolescentes. Por ejemplo, se realiza “Clave 13/17”,  una serie de actividades dirigidas especialmente a personas entre 13 y 17 años. Encuentros para practicar breakdance, trap y rap, así como talleres ligados a la cultura visual y audiovisual, la ecología y la tecnología, se llevan a cabo a diario. 



Por otro lado, se realizan workshops y capacitaciones para adultos en disciplinas tales como  cinematografia, fotografia, danza, teatro, literatura  clown, historietas, serigrafías y otros know- how ideales para el mundo emprendedor.


En la web oficial, hay información precisa sobre las opciones de cursos vigentes, su modalidad (cantidad de encuentros y días) y costos (aunque muchas opciones son gratuitas).


✺ Charlas y clases maestras: diferentes artistas, escritores, expertos en áreas culturales suelen hacer presentaciones en este rincón de Recoleta. 

El dato de color: quien quiera hacer un evento ligado a una publicación propia, puede inscribirse a través de la web y contar con un espacio para hacerlo en el CCR. Asimismo, es posible enseñar y dar cursos de algún metié específico. Entre los  requerimientos, se encuentran ser docente mayor de 18 años y proponer ciclos de clases teórico-prácticas para personas que alcanzaron la mayoría de edad.


Un lugar de Buenos Aires que siempre promete


El Recoleta tiene una programación muy diversa y no necesariamente hay que ser un amante de las artes para dar una vuelta y conocerlo. Se puede entrar, pispear y salir únicamente; pero en cada visita al CCR, habrá algo para ver y aprender. Lo mejor, es que cualquier momento del día es ideal para ingresar a este rincón. Solamente, hay que considerar que durante los fines de semana suele tener bastante concurrencia.





Los 5 sentidos están latentes en este espacio: la vista, el oído, el tacto y hasta el gusto cuando en las ferias hay stands con productos orgánicos. Quienes reclaman que el olfato se encuentra ausente, se equivocan. Desde la entrada principal, se siente el aroma a enriquecimiento o cultivo del alma.


Para más paseos increíbles y gratuitos por Buenos Aires, pueden leer “Qué hacer en Bs.As. con poco presupuesto”.


#CentroCulturalRecoleta #CCR #Recoleta #Cultura #Paseos #BuenosAires #BA #Argentina


    CONTACTO

  • Grey Instagram Icon